En la Prensa

El Arte de Vivir (Mujer Unica)

Sugerente el título. ¿Un atrevimiento de la autora, o simplemente un reto? Rosalía de Caro ha elaborado este libro con el conocimiento profundo de lo que es un arte de vivir: coleccionar con amor recuerdos, y reunirlos para disfrute de sus seres queridos.

Se nos olvida que el lujo no es cuestión de marcas o de precio. Que el lujo es tener la formación adecuada para disfrutar las cosas que tienen verdadero valor. El tiempo, por ejemplo, es el verdadero lujo de nuestros días.

El Arte de Vivir que ha reunido Rosalía de Caro en una hermosísima edición, es un paseo por la vida, recuerdos, momentos de su autora. Todos los objetos fabricados o elaborados y fotografiados por Luis Nova o por ella misma tienen una historia. Es el regalo a un ser querido, hecho con paciencia, buen gusto y alegría.

Esa es la palabra clave. A Rosalía de Caro le gusta lo que hace, no sólo es innato el buen gusto o la habilidad manual. Es una prolongación de sus sentimientos. Nada de lo que ella hace es impersonal, y por eso es recibido con tanto gusto y por eso se proyecta con tanto optimismo.

El fin del libro no es sólo recuperar la memoria de los años. Es recaudar fondos para la Fundación Pide Un Deseo, que echó a andar hace siete años con un objetivo conmovedor: cumplir los sueños de los niños con enfermedades terminales.

Las historias que cuenta Rosalía y su equipo son duras. Niños que piden tan sólo ver el mar, o una guitarra o comprar una televisión para hacer más llevaderas sus largas horas de lecho.

Los amigos

Los amigos de Rosalía siempre han respondido. Saber pedir es también una cualidad, y no todo el mundo la tiene. Discretamente, la Fundación ha ido avanzado y consiguiendo de aquí y de allá pequeñas donaciones que sostienen el espíritu con que fue fundada. Ahora se trata de algo más. Los 3,500 pesos que cuesta cada ejemplar ayudarán a fortalecer una misión, que ha nacido, entiende la autora, de su profundo sentimiento religioso, fortalecido si cabe, desde hace 18 años.

El Arte de Vivir nos conduce a través de las bellísimas imágenes de Luis Nova por un mundo en el que los detalles y la belleza son importantes. No es el lujo superficial de la marca de moda o la estridencia de lo superfluo. Es el lujo de rodearse de calidez y calidad en los momentos familiares. Son pequeños detalles que hacen la vida diaria más armónica. Es una reivindicación de que todos los momentos son especiales, no hace falta esperar a una oportunidad para rodearse de belleza.

Rosalía de Caro vivió su niñez rodeada de mujeres que entendían la belleza de los objetos comunes. De ahí a experimentar ella misma con los materiales de su propia casa o del jardín, un paso. Atender a las solicitudes de sus amigas para elaborar arreglos o platillos o pudines para las ocasiones especiales, sólo un paso más.

Ahora, reunidos en una bellísima edición, podemos compartir todos estos momentos de su propia historia personal.

Fuente: Diario Libre

Comentarios



Textile Help